Calle Cimadevilla

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

Mapa de Calle Cimadevilla


Ver mapa más grande



Mapa de la calle Cimadevilla

Vista de la calle Cimadevilla
Aumentar
Vista de la calle Cimadevilla

La calle Cimadevilla comienza pasado el arco de la casa consistorial, donde figuran las placas de re-edificación (1780) y de reconstrucción (1943). Se trata de una de las vías principales del antiguo Oviedo, ya que por ella ingresaban viajeros, peregrinos y comerciantes.

Durante la edad media era una de las arterias principales de la ciudad, encontrándose al final de ella la Puerta de Cimadevilla de la muralla medieval.

En el siglo XIX era uno de las vías preferidas para paseos, fijándose como punto de encuentro y reunión. Esta situación de la calle como paseo de encuentro está bien recogida por el escritor Clarín en su novela La Regenta, donde Cimadevilla aparece descrita bajo el nombre de la Encimada.

Hoy en día es una vía peatonal, en la que pueden encontrarse elegantes cafés y restaurantes, así como tiendas de recuerdos. Las fachadas de los edificios que conforman la calle están en su mayor parte restauradas encontrando diversos estilos arquitectónicos, principalmente barroco y modernismo. Ejemplo de estas restauraciones pueden ser las fachadas de los números 1, 8, 15, 17, 18 o 21 de la misma calle.

En el número ocho de la calle Cimadevilla se encuentra la antigua sede de la Banca Masaveu (1882) obra del arquitecto Javier Aguirre.

La calle muere en una bifurcación, situándose a mano derecha la calle San Antonio y a la izquierda la calle Altamirano, prolongándose en la calle de la Rúa.


Bibliografía