Calle Can贸niga

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

Calle de la ciudad espa帽ola de Oviedo.

La Calle Can贸niga se extiende desde la Calle San Antonio, partiendo de la confluencia de 茅sta con Calle Santa Ana y Calle Mon, hasta la Calle San Jos茅; hacia su mitad desembocan la Calle San Isidoro y la Calle Ildefonso Mart铆nez. En el siglo XIV las constituciones dadas por el Obispo Gutierre hicieron cesar la vida claustral de los prebendados que establecieron su residencia en las calles pr贸ximas a la Catedral de Oviedo y al palacio del Obispo. Esta calle pas贸 a ser la preferida por los can贸nigos y de ah铆 su nombre. Ya un siglo antes aparecen menciones a esta calle al tratar de una casa situada en el cantal en que confluyen las carreras que van de la Calle Carpio a la Iglesia de San Tirso y de la Can贸niga a la Calle Broter铆a, en donde ten铆an sus tiendas los broteros o carniceros. Por un acuerdo municipal del 29 de julio de 1865 se decidi贸 denominarla Calle Marqu茅s de Camposagrado, pero el acuerdo qued贸 sin cumplimiento a pesar de que volvi贸 a llevarse al Pleno del Ayuntamiento de Oviedo en 1903 y 1911.

Tradicionalmente se hablaba de una Can贸niga Alta y otra Baja, entendi茅ndose a finales del siglo XIX que la Alta era el tramo inicial comprendido entre Calle San Antonio y Calle San Isidoro, correspondi茅ndose la baja al resto de la calle, desde San Isidoro hasta San Jos茅. Sin embargo la Can贸niga Alta pudo haber comprendido el trayecto entero de la actual calle, design谩ndose como Can贸niga Baja la desde el siglo XVIII se conoce como Calle San Jos茅. A favor de esta 煤ltima hip贸tesis puede aducirse un documento del ayuntamiento fechado el 7 de enero de 1534 que trata sobre un postigo situado 鈥渆n la cerca abajo de la Can贸niga sobre la Fuente de Regla; pero tambi茅n puede tomarse este documento como base para identificar la Can贸niga Baja con la Calle Salsipuedes. Durante la primera mitad del siglo XVIII la parte inicial de la Can贸niga hasta la Calle San Isidoro es la conocida como Calle de los Cuatro Cantones.

En 1705, el 34 por ciento de los vecinos de esta calle eran cl茅rigos.

Hasta el siglo XX la Calle Can贸niga estaba totalmente separada de la Corrada del Obispo por una hilera de casas que fueron posteriormente demolidas.

Bibliograf铆a