Calle Argañosa

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

Mapa de Calle Argañosa


Ver mapa más grande



Plano de la calle Argañosa

Calle de la ciudad española de Oviedo (capital de la Comunidad Autónoma del Principado de Asturias).

La Calle Argañosa comienza en la Calle Teniente Coronel Teijeiro y muere en el antiguo barrio de Lavapiés, llamado hoy Calle de Favila. Vía muy populosa en la actualidad, en los años ochenta del siglo XIX era todavía un núcleo rural integrado por doce pequeñas casas y alrededor de ciento treinta habitantes; al instalarse el ferrocarril en sus proximidades comenzó a expandirse.

El nombre de Argañosa viene a significar brezal. Este topónimo aparece en la documentación de los siglos XVII y XVIII: el padrón de 1732 remite al de 1692 para referirse a un Francisco Fernández Argañosa; el Catastro de la Ensenada figuran entre las tierras del Marqués de Camposagrado un enclave llamada de la Argañosa; el 18 de mayo de 1787 los llevadores de la juguería de Llamaquique y los vecinos de Olivares solicitan a la Ciudad el reparo de la portilla en el Chamberí que desciende hacia Los Pilares y la Argañosa. Posteriormente en un documento del 1º de marzo de 1814 consta la petición de los vecinos del barrio de Olivares para reparar la portilla llamada de la Argañosa a fin de resguardar los frutos de aquellas erías; según José Tolivar Faes (Nombres y cosas de las calles de Oviedo, ed. Excmo. Ayuntamiento de Oviedo, Oviedo 1992, pág. 86) ésta sería la primera referencia a la Ería de la Argañosa, antiguo terreno de cultivo comprendido entre lo que hoy son la Calle Fuertes Acevedo, la Calle Silla del Rey, Calle José Maldonado, Calle Marcos Peña Royo, Calle Francisco de Bances Candamo y la propia Calle Argañosa.

Debe aclararse que según Gaspar Melchor de Jovellanos, ería es un terreno que habiendo sido en origen comunal y roturado por varios llevadores sufre servidumbre de paso, abriéndose una portilla en su cercado una vez se ha recolectado la cosecha para permitir el paso a caminantes y ganados. Lo que propiamente era la Ería de la Argañosa ha desaparecido totalmente al ser urbanizada e igual suerte está corriendo la Ería de Buenavista, su continuación natural por el Norte.

Bibliografía

José Tolivar Faes. Nombres y cosas de las calles de Oviedo. Edición: Excmo. Ayuntamiento de Oviedo, Imprenta Gofer. Oviedo, 1992.