Balneario de Las Caldas

De Enciclopedia de Oviedo, la enciclopedia libre.

Balneario Caldas de Oviedo. Imagen del Archivo del Ayuntamiento de Oviedo
Aumentar
Balneario Caldas de Oviedo. Imagen del Archivo del Ayuntamiento de Oviedo

En Las Caldas, pueblo de la parroquia de San Juan de Priorio en Oviedo.

A la izquierda del r√≠o Gafo, en una cueva, formada por calizas del carbon√≠fero, brotan unas aguas que en el siglo XVII fueron analizadas por varios m√©dicos y qu√≠micos que les dieron la categor√≠a de termales azoadas y bicarbonatadas, con un ligero sabor salino y que llegan a alcanzar una temperatura de 43¬ļ. Ya eran conocidas desde tiempos prerromanos.

Sus cualidades terap√©uticas, recomendadas para reumatismos, gota, pulmon√≠as, etc., llevaron a la Junta General del Principado en 1772 a construir una Casa de Ba√Īos en Las Caldas. El proyecto se encarg√≥ a Ventura Rodr√≠guez y las obras, finalizadas en 1776, las llev√≥ a cabo el arquitecto Manuel Reguera Gonz√°lez. Posteriormente, la antigua Casa de Ba√Īos fue comprada por Jos√© Gonz√°lez Alegre en 1860 quien hizo una serie de ampliaciones y reformas dando lugar al balneario que hoy conocemos.

El edificio original, la Casa de Ba√Īos, es de planta de medio ovalo y se prolonga en dos alas laterales de tramo recto. Inicialmente constaba de dos pisos pero en 1863 se construy√≥ un tercero. √Čstos est√°n separados por hiladas de siller√≠a. Aqu√≠ estaba la fuente neocl√°sica, en el centro de un patio alargado, de donde brotaban las aguas termales. Pero adem√°s el edificio contaba con galer√≠a de ba√Īos, gabinetes de chorros, salas de estufas e inhalaciones con aparatos de lo m√°s modernos para la √©poca. Tambi√©n ten√≠a consultas m√©dicas, oficinas, capillas, habitaciones, cocinas y comedores, si bien √©stos √ļltimos pasaron al nuevo inmueble que se construy√≥ en 1878. Ambos se un√≠an por una galer√≠a de hierro y cristal, sobre la carretera de Las Caldas-Oviedo que los separaba. El nuevo edificio u hotel ten√≠a tres plantas. En la primera se instalaron las cocinas y comedores adem√°s de un billar, una sala de juegos y un sal√≥n de bailes. Los dormitorios para hu√©spedes si distribu√≠an por el resto del edificio.

Dada la afluencia de p√ļblico, las instalaciones del hotel estaban sobrepasadas y se trasladaron las salas de recreo a un pabell√≥n destinado a casino que se construy√≥ junto al hotel, hacia 1896. Su arquitecto fue J. M. de la Guardia. Se trata de un edificio de dos plantas: un caf√© y una sala de billar ocupan el piso inferior y, el superior, cuenta con una sala de lectura y otra de juegos adem√°s de un gran sal√≥n de baile.

El balneario llegó a estar muy de moda y ganó varios premios en algunas exposiciones nacionales e incluso en la Exposición Universal de París. Esto hizo que fuera muy frecuentado por la burguesía ovetense durante la temporada de apertura, que se extendía desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre. Pero también era muy usado por todas las clases sociales, por lo que las instalaciones se veían desbordadas y las casas del entorno llegaban a dar habitaciones. Incluso había un hospital para pobres.

En la d√©cada de los veinte del siglo pasado comenz√≥ a entrar en decadencia y paulatinamente se fueron cerrando sus instalaciones. Pero, en el 2006, el Ayuntamiento de Oviedo se incorpora a la secci√≥n Villas Termales de la Federaci√≥n Espa√Īola de Municipios y Provincias e inicia la restauraci√≥n de estas instalaciones para aprovechar el √ļnico recurso hidromineral de importancia de Asturias y satisfacer un nuevo tipo de demanda: el llamado turismo de salud. Este proyecto pretende, en una finca de 80.000 metros cuadrados, crear un gran complejo integrado por el balneario y un gran hotel y por otros equipamientos complementarios como: Salones para Congresos y Reuniones, Centro Deportivo, Club de Golf y amplias zonas verdes. La apertura de Las Caldas Villa Termal se realiz√≥ durante el a√Īo 2008.

Bibliografía